Perfumes y Fragancias

La trasformación de las fragancias

La trasformación de las fragancias

Aunque los perfumes son utilizados desde tiempos prehistóricos, fue recién en el siglo XX en el que se elaboraron a través de la combinación varias fragancias.

En la actualidad, se utiliza un sistema de tres capas. Cada una de estas capas se define por notas diferentes que hacen a la composición aromática del perfume.

Es por esta razón que los perfumes modifican su fragancia según sus esencias van evaporándose de forma progresiva. El aroma no es constante, sino que se trasforma con el transcurso de las horas. Conocer realmente un perfume, significa saber apreciar esta sutil evolución aromática.

La nota baja: Su función es la de fijar y darle armonía al perfume. Su efecto es el más duradero. Al estar constituídas por las fraganacias menos volátiles, su presencia puede extenderse y prolongarse durante varios días.

La nota media: Su duración se prolonga durante unas cuatro horas y contiene las principales esencias. Por eso se dice que la nota media hace a la personalidad del perfume.

La nota baja: Estas esencias se evaporan muy rápido ya que se trata de los ingredientes más volátiles. Las notas bajas causan una primera sensación, el impacto incial, pero su efecto se diluye con el transcurso de las horas.